¿Un Punto de Inflexión Eco-Revolucionario?

Calentamiento Global, las Dos Negaciones Climáticas y el Proletariado Ambiental



Paul Burkett

E
n el verano de 2016, la aceleración del cambio climático estaba nuevamente en los titulares. En julio, la Asociación Meteorológica Mundial anunció que los primeros seis meses de 2016 habían batido todos los récords mundiales de temperatura anteriores, siendo junio el decimocuarto mes consecutivo de calor récord tanto para la tierra como para los océanos y el 378º mes consecutivo de temperaturas más altas que el promedio histórico. El calentamiento ha sido especialmente rápido en las regiones árticas, donde los efectos de descongelación liberan grandes cantidades de metano y dióxido de carbono. El 21 de julio de 2016, las temperaturas en los lugares de Kuwait e Irak alcanzaron los 54°C, la temperatura más alta jamás registrada en el hemisferio oriental. Los efectos disruptivos del calentamiento bipolar fueron evidentes en el cruce sin precedentes del ecuador por la corriente en chorro del Hemisferio Norte, donde se fusionó con la corriente en chorro del Hemisferio Sur, amenazando aún más la integridad estacional con impactos imprevistos en los extremos climáticos y el sistema climático general. Mientras tanto, un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) describió el Acuerdo de París sobre cambio climático de diciembre de 2015 como desactualizado incluso antes de que entrara en vigor, y los climatólogos ahora esperan un calentamiento global de al menos 3.4°C (más del doble de 1.5°C límite supuestamente incorporado en el acuerdo) incluso si los objetivos de emisiones prometidos de las naciones involucradas se logran de alguna manera a pesar de la falta de mecanismos de cumplimiento vinculantes. El mundo seguirá bombeando 54–56 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente al año para 2030 según los planes actuales, muy por encima de las 42 gigatoneladas necesarias para limitar el calentamiento a 2 grado, según el informe del PNUMA.

La ironía histórica en esta situación es difícil de pasar por alto. Hace solo un par de décadas, nos dijeron que el capitalismo neoliberal marcó el "fin de la historia". Ahora parece que los ideólogos del sistema pueden haber estado correctos, pero no en la forma en que lo habían imaginado. El sistema del capitalismo neoliberal alimentado con combustibles fósiles se está moviendo hacia un fin de la historia, pero sólo en el sentido del fin de cualquier avance histórico de la humanidad como especie productiva, política y cultural debido a las condiciones de creciente barbarie socioeconómica y ambiental que crea el sistema. Ahora no hay alternativa al final de la historia tal como la conocemos. El desarrollo sostenible de la sociedad humana que evoluciona conjuntamente con la naturaleza, incluidas otras especies, ahora depende de una ruptura histórica definitiva con el capitalismo (trabajo asalariado, competencia en el mercado, producción con fines de lucro) como el modo de producción dominante.

 

Pulsa aquí o en la foto para bajar el ensayo completo en archivo pdf.

 

 

 

item9
item1
item2
Contáctanos
Inglés
Mapa del Sitio
HomeInicioRecursosInfo. econ¿Un Punto de Inflexión Eco-Revolucionario?
Información Económica Relvante para LISDINYS...
Bookmark and Share
VALORACIONES ECONÓMICAS Y DESAROLLO SOSTENIBLE