BRASIL:
EN PERFECTA ARMONÍA CON EL CONCEPTO LISDINYS

Álvaro de Regil Castilla

El gobierno brasileño del Presidente Lula da Silva, al final de su segundo periodo, acaba de tomar una decisión trascendental e histórica por su enorme efectividad para la reducción de la pobreza de manera muy substancial y en el plazo de poco más de una década. A partir de 2010 el Estado Brasileño pretende aumentar los salarios mínimos reales anualmente, hasta 2023, siguiendo la simple regla de incrementar los salarios nominales aplicando la tasa de inflación más el crecimiento del PIB registrado dos años antes. Dicha política generará indudablemente la transformación gradual de los salarios brasileños en salarios dignos. De esta forma, Brasil se compromete con el cierre de la brecha que existe entre las participaciones salariales brasileñas actuales, todavía indignas, y el entorno de salarios dignos existente en las economías desarrolladas, dentro del actual contexto de mercado. Dicho compromiso provoca que el Estado brasileño adquiera una gran dosis de congruencia con la razón de ser más primigenia de cualquier Estado que se precie de ser democrático: la procuración del bienestar de todos y cada uno de los rangos de la sociedad, con especial énfasis en los desposeídos.

El plan Brasileño pone de plácemes a Jus Semper, puesto que exhibe absoluta afinidad con nuestro concepto: La Iniciativa Salarios Dignos Norte y Sur (LISDINYS), diseñada para el cierre de la brecha salarial entre las llamadas economías desarrolladas y las en vías de desarrollo, a través del aumento gradual de los salarios reales, siguiendo la fórmula de aumentar los salarios nominales varios puntos porcentuales por encima de la inflación. El beneplácito es aún mayor porque LISDINYS siempre ha argumentado que, por desgracia, la enorme mayoría de los gobiernos supuestamente democráticos se han convertido en agentes del mercado en todo el sistema capitalista. En consecuencia, su actuación es la mayor de las veces a favor de los inversionistas institucionales y sus empresas. Una segunda alternativa para el cierre de la brecha salarial es la presión de los consumidores sobre las empresas. Alternativa, empero, hasta ahora infructuosa porque el desarrollo de la cultura del consumo responsable se encuentra todavía en estado incipiente. Por ello, si por providencia un Estado se compromete con el cierre de la brecha salarial de su sociedad, como es el caso de Brasil, el escenario no podría ser mejor para lograr un derecho humano fundamental, en un contexto de democracia real, con toda la fuerza del Estado: el derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure al trabajador, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana, tal y como lo establece el artículo 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

De esta forma, Jus Semper obtiene una evidencia irrefutable, y difícilmente superable, que le provee de un poderoso argumento para afirmar, fehacientemente, que la materialización del referido derecho humano es perfectamente posible a través del cierre gradual de las brechas salariales, tal y como lo propone LISDINYS, cuando se cuenta con la resoluta voluntad política del Estado.

Breviario preparado en enero de 2010. Pulsa aquí o en la foto para bajar el ensayo completo en archivo pdf.

 

item11
item9
item1
item2
INFORMACIÓN ECONÓMICA: SERIE DOCUMENTOS ECONÓMICOS
Contáctanos
Inglés
Mapa del Sitio
HomeInicioRecursosInfo. econBrasil – armonía con LISDINYS
Información Económica Relvante para LISDINYS...
Bookmark and Share