Informe MuNdial sobre Salarios 2016/2017

La edición de 2016/2017 analiza la desigualdad entre los trabajadores asalariados considerando la estructura salarial que se genera a nivel de empresas, proporcionando datos empíricos sobre el grado hasta el cual la desigualdad salarial se deriva de la desigualdad salarial entre las empresas, y de la desigualdad salarial dentro de las empresas. El informe también incluye un examen de cuestiones conexas con los salarios y de fundamental interés para las políticas salariales.

En los últimos años se viene reconociendo cada vez más la necesidad de con
trolar las tendencias de los salarios y aplicar políticas salariales sostenibles que atajen el estancamiento de los salarios, aumenten los niveles de remuneración de los millones de trabajadores y trabajadoras pobres del mundo, aseguren una distribución justa, reduzcan las excesivas desigualdades de los salarios y de la renta, y refuercen el consumo como pilar fundamental de una economía sostenible. La cuestión de los salarios es importante por diferentes motivos. En primer lugar, representan una fuente crucial de ingresos para los hogares, y en consecuencia tienen una enorme influencia en el nivel de vida de la población. En los casos de aumento de los ingresos y reducción de la desigualdad de la renta, a menudo ello se ha logrado gracias a una combinación de más puestos de trabajo en el empleo remunerado para los hogares de bajos ingresos y una distribución salarial más justa. La función de los mercados de trabajo y los salarios para reducir la pobreza y la desigualdad también se puso de manifiesto en la última edición del informe insignia anual del Banco Mundial, La pobreza y la prosperidad compartida (Banco Mundial, 2016).

En segundo lugar, los salarios son importantes por motivos económicos y políticos. En el ámbito de las empresas, los salarios de la plantilla representan un costo. Sin embargo, a nivel macroeconómico, el crecimiento salarial sostenible es crucial para optimizar la demanda agregada. Si bien el crecimiento excesivo de los salarios puede provocar la inflación de los precios y la caída de las exportaciones o la inversión, un crecimiento débil puede constituir una rémora para el consumo de los hogares y la demanda interna, una perspectiva especialmente pertinente en el actual contexto económico mundial, caracterizado por el crecimiento lento. La desigualdad excesiva tiende a contribuir a la pérdida de crecimiento económico y de cohesión social (Ostry, Berg y Tsangarides, 2014; D’Hombres, Elia y Weber, 2013). También puede causar la polarización de las políticas: un informe reciente del FMI señaló que en algunos países la naturaleza de los debates políticos se ha visto modificada debido a «la creciente desigualdad del ingreso y cambios estructurales, algunos de ellos relacionados con la globalización, que se considera que han favorecido a élites económicas y han dejado a otros a la zaga» (FMI, 2016a, pág. xiii).

Por último, pero no por ello menos importante, los salarios representan algo más que dinero; importan desde el punto de vista de la justicia y de la dignidad humana. Desde hace mucho tiempo la OIT insiste en que «el trabajo no es una mercancía», y que, en consecuencia, el precio del trabajo no puede determinarse pura y simplemente mediante la aplicación de la regla de la oferta y la demanda (véanse OIT, 1944 y 2014a). En palabras de Piketty, «el sistema de precios no sabe de límites ni de moral» (2014, pág. 6). El salario mínimo desempeña un papel importante a la hora de asegurar que los trabajadores sean tratados de modo justo y compatible con las nociones de respeto y dignidad humana. Más allá de los niveles del salario mínimo, las medidas en materia de salarios y ganancias y de horas y otras condiciones de trabajo pueden contribuir sustancialmente a impulsar el diálogo social y la negociación colectiva, y a garantizar a todos una justa distribución de los frutos del progreso (OIT, 2008a). La justicia abarca la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, y la eliminación de la discriminación en la remuneración de hombres y mujeres o entre otros grupos..
 

Pulsa aquí o en la foto para bajar el informe completo en archivo pdf.  

 

 Pulsa aquí para bajar la versión francesa del Informe 2016/2017 sobre salarios de la OIT en archivo pdf.

 


Informe MuNdial sobre Salarios 2014/2015
 

El Informe Mundial sobre Salarios 2014/2015 presenta las últimas tendencias del salario medio y un análisis del papel de los salarios en la desigualdad de la renta. La primera parte del informe muestra que el crecimiento salarial mundial en los últimos años se vio impulsado por las economías emergentes y las economías en desarrollo, donde el salario real ha ido en aumento desde 2007, si bien el crecimiento salarial se ha desacelerado en 2013 en comparación con 2012. En las economías desarrolladas, en general, los salarios permanecieron estancados en 2012 y 2013, y en varios países se mantuvieron por debajo de su nivel en 2007. Estas tendencias causan preocupación.

E
n el plano individual de los trabajadores y de las empresas, las repercusiones inmediatas de un nivel salarial superior o inferior son evidentes. A escala nacional, los efectos de un nivel salarial más alto o más bajo sobre la demanda agregada y el empleo son propios de cada contexto, y no pueden predecirse ni evaluarse sin tener en cuenta el nivel de los salarios en relación con la productividad, el grado de aper-tura del país que se examina y el volumen relativo de los diferentes componentes de la demanda agregada. En el ámbito internacional, si demasiados países aplican políticas de moderación salarial, es probable que los resultados sean negativos. En el clima actual, en el que la economía global corre el riesgo de volver a caer en una trampa de crecimiento bajo, sería deseable un mayor crecimiento salarial en los países cuyos salarios en el pasado quedaron a la zaga del crecimiento de la productividad. Según se demuestra en el informe, en algunos países, las políticas ya han comenzado a orientarse en esa dirección.

La segunda parte del informe aborda el papel de los salarios en la desigualdad de la renta. En los últimos años, el tema de la desigualdad ha captado mayor interés en todo el mundo, y hay más conciencia de que el aumento de la desigualdad no solo socava los objetivos de justicia social, sino que también puede acarrear con-secuencias económicas adversas. Con la adopción en 2008 de la Declaración sobre la justicia social para una globalización equitativa, los Miembros de la OIT reno-varon el compromiso de perseguir políticas en materia de salarios y ganancias, diseñadas para que todos obtengan una parte justa de los frutos del progreso, y reconocieron que, para lograr un resultado equitativo para todos, se ha vuelto aun más necesario conseguir la cohesión social y luchar contra la pobreza y el aumento de las desigualdades.

En muchos países la distribución de los salarios y del empleo remunerado ha sido un determinante fundamental de las tendencias recientes de la desigualdad. Ello pone de manifiesto la importancia de las instituciones y las políticas del mer-cado laboral, en particular, del salario mínimo y de la negociación colectiva, que inciden en la distribución de la renta.
 

Pulsa aquí o en la foto para bajar el informe completo en archivo pdf.  

 

 Pulsa aquí para bajar la versión francesa del Informe 2010/2011 sobre salarios de la OIT en archivo pdf.
 


Informe MuNdial sobre Salarios 20012/2013
 

La crisis mundial ha tenido repercusiones muy negativas para los mercados de trabajo de gran parte del mundo, y la recuperación está revelándose incierta e inaprensible. A escala mundial, los salarios medios han crecido, aunque a un ritmo menor que antes de la crisis. El Informe Mundial sobre Salarios 2012/2013 muestra que el impacto de la crisis en los salarios dista mucho de ser uniforme.

El presente Informe Mundial sobe Salarios presenta datos sobre las tendencias salariales en todo el mundo y los compara con las tendencias en la producción laboral, analizando sus complejos efectos en la economía mundial para así arrojar algo de luz sobre los debates actuales en materia de distribución, competitividad y costos laborales. Cuando los salarios aumentan paralelamente a la productividad, ambos se mantienen sostenibles y estimulan el crecimiento de la actividad económica, aumentando el poder adquisitivo de los hogares. Sin embargo, durante un decenio o algo más antes de iniciarse la crisis, muchos países vieron cómo se rompía el eslabón entre salarios y productividad laboral, contribuyendo a crear de desequilibrios económicos. El informe muestra que, desde el decenio de 1980, la mayoría de los países han experimentado una tendencia a la baja de la participación de los ingresos del trabajo, lo que significa que se ha destinado una proporción menor de la renta anual a la remuneración de la mano de obra y una proporción mayor a las rentas procedentes del capital. Esta situación se ha dado sobre todo en los países que han registrado un estancamiento de los salarios, pero también en aquellos en que los salarios reales han sufrido un fuerte aumento. A nivel social y político, esta tendencia está creando la percepción de que los trabajadores y sus familias no están recibiendo la parte justa de la riqueza a la que han contribuido. A nivel económico, podría hacer peligrar el ritmo y la sostenibilidad del futuro crecimiento económico al restringir el consumo de los hogares basado en los salarios. Esto es particularmente cierto allí donde la era del consumo basado en el endeudamiento ha conducido a un largo período en el que los hogares deben saldar deudas contraídas con anterioridad.

A escala mundial, si bien algunos países pueden mantener una balanza comercial favorable o salir de la recesión gracias a las exportaciones, lo hacen a expensas de la generación de déficit en los países importadores y de la reubicación de puestos de trabajo. Para evitar situaciones de competencia que repercutan negativamente en los países vecinos, la vía del crecimiento económico sostenible y equilibrado debe abrirse a través del consumo doméstico en los países con superávit y basarse en un crecimiento de los salarios paralelo a la productividad. La coordinación internacional puede contribuir a lograr resultados equitativos que beneficien a todos los países. Muchos países del mundo están intentando abordar estos problemas, a menudo a través de la aplicación de políticas innovadoras. Confío en que el presente Informe Mundial sobre Salarios les ayude y estimule un planteamiento renovado de las cuestiones que, hoy por hoy, revisten una importancia fundamental para la toma de decisiones a nivel internacional.
 

Pulsa aquí o en la foto para bajar el informe completo en archivo pdf.  

 

 Pulsa aquí para bajar la versión francesa del Informe 2010/2011 sobre salarios de la OIT en archivo pdf.
 


Informe MuNdial sobre Salarios 20010/2011
 

El informe Mundial Sobre Salarios 2010 provee evidencia clara sobre el impacto de la crisis global capitalista y convoca con urgencia a gobiernos, empleadores y sindicatos para que materialicen su respaldo, de otra manera retórico, la internacionalmente acordada Declaración de la OIT sobre justicia social para una globalización equitativa y el Pacto Mundial para el Empleo, que requieren de una estrategia basada en el crecimiento del empleo y el ingreso.

El Informe mundial sobre salarios 2010 afirma que la crisis económica global ha tenido devastadoras consecuencias sobre los mercados laborales. El desempleo se ha incrementado a 210 millones de personas, el nivel más alto jamás registrado, y muchos millones más se han simplemente retirado de la fuerza laboral ya que se encuentran demasiado desalentadas para continuar buscando trabajo. Los salarios netos también se han visto afectados. El informe también muestra que el crecimiento mundial en salarios promedio reales se redujo a la mitad en 2008 y 2009 en comparación a años anteriores. Esto destaca cómo, mientras que la crisis resultó dramática para quienes perdieron sus empleos, los salarios netos, al resultar más bajos de lo esperado, también han perjudicado seriamente el poder adquisitivo y el bienestar de quienes lograron conservar sus empleos.

Así las cosas, la OIT argumenta que se requiere de una estrategia de crecimiento basada en el empleo y el ingreso para nuevamente encaminar la economía mundial, reparar los desequilibrios pasados y asentar el crecimiento económico sobre cimientos más sólidos. Como cabe esperar, los retos más apremiantes a afrontar son el aumento de la desigualdad salarial, una creciente desconexión entre salarios y productividad, y los aproximadamente 330 millones de empleados que se encuentran actualmente recibiendo bajos salarios en su país. Una cifra que Jus Semper no puede más que valorar como muy conservadora dado el hecho de que la vasta mayoría de los trabajadores en países emergentes y otros países en desarrollo no ganan un salario digno bajo ningún parámetro. De manera muy optimista, el informe espera que esta información pueda servir a los responsables de políticas y a sus interlocutores sociales para avanzar en sus objetivos en pos de un trabajo decente.

 

Pulsa aquí o en la foto para bajar el informe completo en archivo pdf.  

 

 Pulsa aquí para bajar la versión francesa del Informe 2010/2011 sobre salarios de la OIT en archivo pdf.
 



Informe MuNdial sobre Salarios 2008/09 y actualizaciÓn 2009

 

Los salarios perdieron participación del PIB en favor de la rentabilidad de las empresas, además de que dicha pérdida fue mayor entre las economías que más se han abierto al comercio internacional

La primera edición de este estudio a publicarse cada dos años afirma sin ambages que en el periodo 2001 – 2007 los salarios reales perdieron terreno en el PIB a favor de la rentabilidad de las empresas a pesar del clima de expansión económica experimentado. Durante el periodo 2001-2007, la inflación fue baja y la economía global creció 4% anualmente en término reales. A pesar de ello, el crecimiento de los salarios quedó rezagado detrás del desempeño de la economía en su conjunto. De acuerdo a los estimados de la OIT, los salarios reales sólo crecieron 1,9% durante 2001-2007, a pesar de la fuerte recuperación de algunas economías que todavía están o que estuvieron en transición (Europea del Este). En consecuencia, el lento crecimiento salarial estuvo acompañado de un declive en la participación del PIB a favor del valor de los accionistas. Además, la OIT identificó que la pérdida en participación del PIB fue más pronunciada en los países de mayor apertura al comercio internacional, posiblemente, considera la OIT, porque el liberalismo frena las demandas salariales debido al temor de que los empleos se vean reemplazados por las importaciones. Así se crea deliberadamente un "círculo virtuoso" para las empresas domésticas y para las multinacionales que abren operaciones en estos países o que subcontratan mano de obra a precios de miseria. Otra consecuencia que identifica la OIT –y que es una verdad de perogrullo– es el aumentó de la desigualdad. En conjunto, más de dos tercios de los países incluidos en la muestra de la OIT padecieron incrementos en la desigualdad salarial debido tanto porque los niveles salariales de alto ingreso se dispararon y porque los niveles salariales más bajos cayeron respecto a la media salarial. Así mismo, la brecha salarial de género registró magra mejoría.

El informe auguraba que, ya que el contexto económico es ahora mucho menos favorable, la expectativa para 2009 no es alentadora. En efecto, en su informe actualizado para 2009, la OIT confirma que el deterioro económico ha sido dramático, debido a la fuerte recesión mundial iniciada en Estados Unidos por una variedad de causas –las cuales giran alrededor de la especulación de los mercados financieros. Por ello, en conjunto, en la muestra de 53 países, con información consistente, más de una cuarta parte de ellos registraron nulo crecimiento o caída de los salarios reales. Así las cosas, para la OIT la expectativa para el resto de 2009 es que las condiciones salariales van a empeorar a pesar del "inicio" de una "posible" recuperación económica.


¡Baja el documento completo sobre diferencias salariales aquí! (disponible sólo en inglés)

Pulsa aquí o en la foto para bajar el informe completo en archivo pdf.  

 

 Pulsa aquí la actualización 2009 sobre salarios de la OIT en archivo pdf. (disponible en castellano)

Información Laboral/Económica Relvante para LISDINYS...
item9
item11
item14
item13
item17
item16
item6
item4
m1
HomeInicioRecursosRecursos LaboralesOIT – Informe Mundial de Salarios
m2
Contáctanos
Inglés
Mapa del Sitio
Recursos Laborales – OIT –
item1
item3