Salarios Dignos: El Eslabón Perdido del GRI

Álvaro de Regil Castilla

Las nuevas "Directrices G3 de Reporteo de lo Sostenible" del GRI fracasan, nuevamente, en abordar el asunto crítico de los salarios dignos, y se apoyan en las mismas viejas normas multilaterales que condonan la práctica empresarial de pagar salarios de miseria en la mayoría de países en el Sur, a pesar del hecho de que un salario digno ha sido declarado un derecho humano desde hace mucho tiempo. Hay en el mundo un eslabón perdido implícito en la búsqueda en pos de lo realmente sostenible.

El GRI presume ser el resultado de una interacción permanente con mucha gente, que supuestamente representa a una amplia variedad de partes interesadas en relación al impacto de la actividad de negocios alrededor del mundo. Mas estos grupos parecen representar sólo a aquellos que son "practicantes" del marco GRI y no a todo el espectro que representaría a todos los sectores de la sociedad civil global como tal. El hecho es que los salarios dignos continúan ausentes, como un indicador a reportar, del marco del GRI.

De esta forma, la ausencia del elemento crítico de los salarios dignos, lleva a concluir que consistentemente se evita esta cuestión en el proceso seguido por los grupos de trabajo multi-sectoriales del GRI, al menos desde 2002, supuestamente creados para continuamente mejorar sus directrices de reporteo. En una economía globalizada, hemos padecido la globalización de mercados laborales, precios y consumidores mas no de las participaciones laborales. Los beneficios han sido privatizados pero los costos han sido socializados. Sin embasrgo, la triste e inevitable realidad es que no puede haber sostenimiento sin justicia social. No obstante, los salarios dignos son un elemento que ha sido sistemáticamente excluido por organismos multilaterales, gobiernos y las llamadas iniciativas multi-sectoriales, como el GRI. En favor del GRI, es de reconocerse que es, por mucho, la organización más abierta a entablar comunicación con todos los sectores de la sociedad civil global y de alguna manera escuchar sus visiones. Mas el GRI también ha ignorado nuestro llamado a revisar las Directrices que abordan el tema de salarios y de las compensaciones laborales. Por ello, el marco GRI continúa padeciendo del eslabón perdido del verdadero sostenimiento: que las corporaciones reporten si su participaciones laborales ofrecen a los trabajadores salarios dignos o salarios explotadores de servitud, como es la costumbre entre las corporaciones activas en el Sur.

Este ensayo también aborda otras limitaciones de gran inquietud del G3, a saber, la continuada extrema flexibilidad en el uso de las directrices, en el contexto global de reporteo voluntario, respecto a cómo la actividad de los negocios afecta el sostenimiento económico, social y ambiental.

 Salarios Dignos: El Eslabón Perdido del GRI
item9a
item10a
m1
HomeInicioRecursosActividad CorporativaSalarios Dignos: Eslabón Perdido del GRI
m2
Contáctanos
Inglés
Mapa del Sitio
LISDINYS y RSC
Bookmark and Share