Bookmark and Share
item10c2a
item5

Salarios Dignos en la Transición de Paradigma
El Reto Imperativo de Trascender el Mercado

Álvaro de Regil Castilla

El salario digno es un derecho humano a pesar de que la mayoría de los gobiernos no lo reconocen como tal. La mayoría de los trabajadores del mundo siguen ganando menos que un salario digno por su trabajo. Vivir con un salario miserable es un desafío mundial de proporciones inmensas, que afecta el bienestar de millardos en todo el mundo y obstaculiza las perspectivas de crear sociedades justas y sostenibles. Aunque tenemos que esforzarnos en transformar el sistema y trascender el mercado, a través de una transición sistémica, el derecho a un salario digno debe ser reconocido en sí mismo, al margen del sistema imperante. Trascender el paradigma dominante de mercadocracia es esencial no sólo por su incompatibilidad con los derechos humanos básicos, sino porque el mercado no puede sostener el crecimiento sin límites sin violar los límites ecológicos. Lograr esto requiere la construcción de un nuevo entorno de real democracia, arraigado en la convivencia armónica de las personas y el planeta.

El salario digno es un derecho humano a pesar de que la mayoría de los gobiernos no lo reconocen como tal. La mayoría de los trabajadores del mundo siguen ganando menos que un salario digno por su trabajo. Vivir con un salario miserable es un desafío mundial de proporciones inmensas, que afecta el bienestar de millardos en todo el mundo y obstaculiza las perspectivas de crear sociedades justas y sostenibles. Aunque tenemos que esforzarnos en transformar el sistema y trascender el mercado, a través de una transición sistémica, el derecho a un salario digno debe ser reconocido en sí mismo, al margen del sistema imperante. Trascender el paradigma dominante de mercadocracia es esencial no sólo por su incompatibilidad con los derechos humanos básicos, sino porque el mercado no puede sostener el crecimiento sin límites sin violar los límites ecológicos. Lograr esto requiere la construcción de un nuevo entorno de real democracia, arraigado en la convivencia armónica de las personas y el planeta.

El salario digno es un elemento esencial de la verdadera práctica democrática para defender los derechos y las responsabilidades inherentes al contrato social. La responsabilidad primordial de un gobierno verdaderamente democrático es procurar y proteger el bienestar económico y social de todos los miembros de la sociedad. Los ciudadanos acceden a delegar ciertos poderes al gobierno a cambio de que el gobierno tome las debidas provisiones para las necesidades básicas, los bienes públicos y el respeto y la protección de todos los derechos ciudadanos. Por el contrario , los ciudadanos tienen la responsabilidad y el interés personal de participar activamente en el proceso democrático e involucrarse en la cosa pública para proteger y mejorar el bienestar general de la comunidad. Pero si los trabajadores no son remunerados con el ingreso necesario para satisfacer todas las necesidades básicas de sus familias, quedan excluidos de participar como ciudadanos en la vida democrática de sus países. Ya que a diario tienen que luchar por apenas sobrevivir, se ven automáticamente excluidos del ámbito ciudadano, el ágora. Por ello, los gobiernos verdaderamente democráticos tienen, antes que nada, la responsabilidad fundamental de garantizar un entorno que ofrezca remuneraciones salariales conforme a la dignidad humana. Sin tal acuerdo, las instituciones democráticas no pueden florecer y la confianza y la rendición de cuentas, los pilares del contrato social, no aflorarán. Hoy en día, aunque la mayoría de los países disfrutan, al menos nominalmente, de gobiernos democráticos, importantes segmentos de trabajadores en el Centro (las principales economías del capitalismo global) y la gran mayoría de los trabajadores de la Periferia (los llamados mercados emergentes y el resto del mundo en desarrollo) aún no perciben un salario digno. A pesar del reconocimiento histórico del salario digno como un derecho humano en el derecho internacional, éste aún no se ha materializado. Es por esto que tenemos que continuar yendo en pos de hacer del salario digno un elemento fundamental de la verdadera sostenibilidad.


 

item47b1a1a1a
m1
HomeInicioRecursosActividad CorporativaSalarios Dignos en Transición del Mercado
m2
Contáctanos
Inglés
Mapa del Sitio
LISDINYS y RSC